Creando la newsletter perfecta

Vale, partamos de que una newsletter perfecta no existe, pero si tendríamos que definirla sería aquella que abren un alto porcentaje de usuarios y que avance pasos en nuestro embudo de ventas. 

Para conseguir esta newsletter casi perfecta tenemos que tener varios puntos en cuenta: el copy del asunto, el diseño y el contenido. Vamos a ver cada uno de estos puntos en profundidad.

El copy

Queremos que nuestra newsletter destaque entre la marea de mails que recibimos al día, sin embargo, sólo podremos usar entre cinco y 10 palabras para ello. 

El asunto del correo es esa pequeña línea de texto debajo del remitente mediante el cual tendremos que convencer al usuario para que abra nuestro correo. Por todo ello es necesario que nuestros copys sean concretos e inviten al usuario a abrir nuestra newsletter. Crear copys atractivos y que funcionen exige mucha creatividad para, en tan pocas palabras, decir tanto. Frases cortas y directas que inviten a abrir el mail o el uso de emojis son buenas tácticas para aumentar nuestro ratio de apertura, además de usar campañas con pruebas A/B para ir viendo que copys funcionan mejor. 

El diseño

Aunque en el caso del diseño “la imaginación es el límite” como se suele decir, debemos intentar cumplir una serie de preceptos básicos. 

Para empezar, debemos intentar que todas nuestras newsletter estén en sintonía con nuestro branding, que el logo esté bien aplicado o que usen nuestros colores corporativos. 

Es preferible no usar fuentes propias, dado que no todos los clientes de correo son capaces de leerlas y tampoco queremos aumentar el peso de nuestras newsletter; como tampoco usar colores de alto contraste como negro sobre blanco. 

En resumen, tenemos que procurar mantener un diseño lo más acorde a nuestra imagen corporativa, muy visual y que resulte en una lectura cómoda.

El contenido

Por último, el contenido siempre será lo más importante, un contenido de calidad que atraiga a los usuarios y que aporte valor será clave para que la estrategia funcione. 

Recuerda que no deja de ser un mail, con todo lo que ello conlleva, por lo que es mejor no usar vídeos embebidos o contenido que haga que el mail pese demasiado. 

Podemos destacar nuestras últimas novedades apoyándonos en fotos optimizadas para mail, destacar las últimas nuestras entradas del blog o los próximos eventos de nuestro negocio. Recuerda que contenido y diseño siempre van de la mano, por lo que procura crear contenidos con mucho apoyo visual. 

Cumpliendo la legalidad

A pesar de que en España ya contábamos con la LOPD en materia de protección de datos, desde que entró en vigor la normativa GRPD a nivel europeo, el mal uso de los datos de usuarios se castiga con multas mucho más altas. Por todo ello será necesario estar muy al día en materia de protección de datos, ya sea a través de tu gestoría o de un despacho de abogados, pero recomendamos encarecidamente que habléis con un profesional para cumplir con toda la normativa a pies juntillas… a menos que quieras recibir alguna sorpresa en forma de multa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.