Cómo usar publicidad en Instagram para llegar a tus clientes

A la hora de llevar a cabo la estrategia de redes sociales para tu negocio siempre surge una duda, ¿debería invertir en ads

La respuesta a esta pregunta no es sencilla, pero en la mayoría de los casos y por nuestra propia experiencia podemos afirmar que cada vez es más necesario destinar una parte de nuestro presupuesto para una estrategia de ads. En este artículo te vamos a dar cinco claves para empezar a usar anuncios en Instagram. 

Las redes sociales y sus algoritmos

Fue en el 2017 cuando la red social cambió por primera vez su algoritmo. Desde ese momento el feed pasó de estar ordenado cronológicamente a mostrar en los primeros puestos de nuestra pantalla principal aquel contenido que la red consideraba más interesante. Este cambió no fue llevado a cabo solamente por Instagram, sino que Facebook y Twitter empezaron a cambiar sus algoritmos cronológicos para aplicar, inteligencia artificial mediante, algoritmos que nos muestran el contenido más interesante para los usuarios. 

Desde este momento destacar en la red social propiedad de Facebook ha sido cada vez más y más difícil. Por lo que se hace cada vez más necesaria una estrategia de ads específica para Instagram, pero… ¿por dónde empezamos? A continuación os damos cinco consejos para empezar a usar la publicad de Instagram y que vuestro negocio crezca. 

1. Huye del botón “promocionar publicación”

Si estás acostumbrado a usar una perfil de negocio en Instagram habrás observado que debajo de cada publicación hay un botón azul que nos indica “Promocionar”. Si lo pulsamos nos llevará a una serie de pantallas en las que podremos promocionar nuestra publicación, ¿qué fácil, no? ¡Demasiado! Si queremos que nuestros anuncios sean efectivos y nos ofrezcan el mejor resultado debemos ir a un lugar muy concreto: Facebook Business Manager. 

A estas alturas todo el mundo sabe que Instagram es propiedad de la red social de Zuckerberg, por lo que para empezar a gestionar adecuadamente tu cuenta publicitaria deberás asociar en primer lugar tu cuenta de Instagram con tu página de Facebook (si no lo habías hecho ya) y después deberás entrar en el administrador de Facebook Business Manager y empezar a configurar tu cuenta publicitaria. 

2. Elige un objetivo de campaña adecuada

Siempre que nos publicitemos en Instagram o en Facebook debemos preguntarnos ¿cuál es nuestro objetivo? ¿queremos aumentar el tráfico hacia nuestra web? ¿aumentar nuestro número de seguidores? ¿aumentar nuestra notoriedad?

A la hora de crear nuestra campaña Facebook nos mandará elegir un objetivo de nuestra campaña: Reconocimiento de marca, alcance, tráfico… dependiendo de nuestro objetivo debemos elegir uno o otro. En este caso, si queremos aumentar nuestras visitas web o aumentar nuestras ventas, deberemos elegir como objetivo tráfico y empezar a construir nuestra campaña a partir de ahí. 

3.Las audiencias de Facebook son clave

Si no tienes mucha experiencia usando el administrador de negocio de Facebook al principio te parecerá bastante confuso, pero una vez superada la curva de aprendizaje, podrás acceder a muchísimas opciones. 

En la sección de publicidad del gestor de negocio verás una sección llamada audiencias, que será clave para la construcción de nuestras campañas. No nos engañemos, el negocio real de las redes sociales es la publicidad, por ello aprovechar la ingente cantidad de datos que recopila y posteriormente ofrece facebook será clave para la creación de una campaña de éxito

Lo más interesante de las audiencias de Facebook son las audiencia similares (o looklike). Este tipo de audiencias son aquellas personas a las que aún no hemos llegado pero que son similares a la audiencia que interactúa con nuestra empresa en RRSS, por decirlo de manera simplifica. 

Por ejemplo, lo primero que tendremos que hacer es crear una personalizada que haya interactuado con nuestra cuenta de Instagram en los últimos 365 días. Una vez que hayamos creado esta audiencia deberemos crear, ahora sí, una audiencia similar en base a esta audiencia personalizada. De esta manera, Facebook creará una base de personas con gustos similares a la audiencia que previamente ha interactuado con nuestra marca. Lo ideal es segmentar nuestra audiencia por las zonas de interés de nuestro negocio, nuestro target… para así tener como resultado una audiencia de aproximadamente 600.000 personas como base. Una audiencia bien segmentada a la que impactar con nuestros anuncios. 

4. Creatividad por los cuatro costados

Si destacar en el feed de Instagram es complicado, destacar entre la marea de anuncios que nos impacta cada día lo es aún más pero no por ello debemos venirnos abajo. 

Una vez planteada nuestra audiencia y nuestro objetivo de campaña, tenemos que empezar a construir los anuncios. Hasta este año Facebook penalizaba a aquellos anuncios en texto que mostraban más de un 20% de texto indicando que estos anuncios no eran atractivos para los usuarios. A pesar de que esta regla ya no existe, recomendamos usar campañas de imagen con la menor cantidad de texto posible. 

Dependiendo de la ubicación de nuestros anuncios (el feed de Instagram, stories…) será mejor el uso de imagen o de vídeo. También dependiendo de nuestro negocio. En este caso el límite es vuestra imaginación, pero la conjunción de un buen copy y una imagen adecuada pueden hacer aumentar vuestras conversiones. 

5. Menos siempre es más

Una de las preguntas más habituales que nos llegan al estudio siempre es: ¿cuánto debería ser mi inversión inicial en ads? Si bien esta pregunta no tiene una respuesta clara, siempre recomendamos empezar haciendo pequeñas inversiones para ver la respuesta de los clientes e ir mejorando nuestros anuncios y por ende nuestras conversiones. 

Para ello es importantísimo tener instalado en nuestra página web el pixel de Facebook, con el cual podemos trackear todo el tráfico que nos llegué a través de Facebook e Instagram. Una vez rematada la campaña deberemos ver los resultados que nos ofrecer e ir haciendo pruebas. Todo esto exige ir familiarizándose con la herramienta que nos propone la red social e ir probando diferentes configuraciones. Nadie dijo que empezar a crear anuncios efectivos fuese fácil, pero todo es empezar. 

Cada vez más necesaria

A modo de resumen, la publicidad en RRSS es cada vez más necesaria dentro de nuestro plan de Marketing Digital. Llevar a cabo campañas adecuadas (con retargeting, con audiencias comprometidas…) exige un tiempo de aprendizaje, pero cuando empezamos a ver resultados valoraremos el tiempo invertido en el proceso. 

Esperamos que estos consejos os ayuden a aumentar vuestro negocio y, si queréis crear campañas de manera más profesional o un poco más complejas, recordad que en Estudio Avelaiña somos expertos en redes sociales y podemos ayudaros a crear campañas especiales para vuestros negocios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.